Esta página se ha diseñado para ofrecer información general sobre una categoría concreta. Para obtener información sobre productos individuales, utiliza el botón de ayuda () que aparece en la parte derecha del configurador.

Chasis y pantalla
El chasis es la carcasa de su ordenador portátil e incluye la placa base, la pantalla, el teclado, el ratón táctil y la batería entre otros componentes.

Pantalla

Existen varios motivos a tener en cuenta al decidir qué pantalla elegir en un portátil:
  1. Tipo de retroiluminación
  2. Resolución nativa (máxima)
  3. Tamaño de pantalla
  4. Tipo de pantalla (brillante o mate)

Tipo de retroiluminación

Cuando se plantee qué tipo de retroiluminación elegir, tenga en cuenta que ofrecemos dos tipos: retroiluminación LED y retroiluminación CCFL (LCD). En general, la retroiluminación LED es mejor porque proporciona un bajo consumo y tiene una vida útil más larga que la retroiluminación CCFL (LCD).

Resolución nativa (máxima)

La resolución nativa (máxima) es la resolución con la que mejor funciona la pantalla del portátil. Al configurar esta resolución se conseguirá la imagen más clara. A algunos consumidores les gusta asegurarse de que su ordenador portátil puede soportar 1920 x 1080 (full HD) para poder ver películas en HD en su calidad máxima.

Tamaño de pantalla

Tiene que tener en cuenta el uso que pretende darle a su ordenador al elegir el tamaño de pantalla. Si pretende usar el portátil en casa o en la oficina, puede elegir un portátil con una pantalla grande, ya que podrá mostrar más contenido en cualquier momento y una mayor calidad de imagen. Sin embargo, si va a salir con su portátil a menudo, puede preferir un notebook más pequeño con una pantalla más pequeña y que sea más fácil de transportar. Conseguir el equilibrio justo entre las dos puede llegar a ser complicado, pero la mayoría de usuarios elige pantallas de 15,6" como término medio.

Tipo de pantalla (brillante o mate)

Hay dos tipos de pantallas LCD: mate (antirreflejos) y brillante. Los dos tipos de pantallas tienen sus ventajas e inconvenientes:
  • Las pantallas mate no reflejan bien la luz, así que es más fácil leer o ver la pantalla si está al aire libre en un día con mucha luz. En cambio, esto provoca menos contraste y brillo, ya que la luz de la pantalla tiene que pasar a través del recubrimiento mate.

  • Las pantallas brillantes ofrecen colores vibrantes y un brillo y contraste máximo porque cuentan con una superficie suave y de un brillo intenso. Como resultado, suelen ser la mejor opción para jugar o ver películas. El aspecto negativo es que la luz fuerte puede causar reflejos en la pantalla, algo molesto que puede cansarle la vista. Algunos diseñadores gráficos también pueden llegar a ver que los colores no son precisos. Las pantallas brillantes le irán genial si la luz en su habitación no provoca reflejos.

Entonces, ¿debería elegir una pantalla mate o brillante? La mayoría de los usuarios la prefieren brillante, pero realmente la mejor opción depende del uso que pretenda darle. Si siempre va a estar fuera, elija mate. Si no, elija brillante. Aunque también es cierto que la mayoría de fabricantes de pantallas se están inclinando más hacia las brillantes, por lo que las pantallas mates son cada vez más difíciles de encontrar.